Próximo lanzamiento: "Él ha sido Fiel", si deseas puedes colaborar con este proyecto.
Página oficial de Mauricio Velarde.

Características de un Líder de Alabanza Fiel

Cuando me preguntan: ¿cuáles son las características de un líder de alabanza fiel?, siempre digo que deben de ser las mismas que las de un creyente fiel y quizás algunas más, dado que tiene una posición pública y está liderando a un equipo de música dentro de la iglesia local. Antes de ser músico o líder, eres cristiano y como tal hay cosas a las cuales eres llamado. Así que vamos a invertir los términos. Eres un cristiano músico.

Estas son algunas de las características:

1. Es humilde

“Antes, el mayor ente vosotros hágase como el menor, y el que dirige como el que sirve” (Lc. 22:26)

Cuando somos humildes exaltamos a otro. Hoy en día el rol del líder del grupo de música se ha convertido en el de una estrella. Vemos a los encargados de liderarnos los domingos como si fuesen algo más importante de lo que en verdad son. Amados líderes, déjenme decirles que nuestro único líder de alabanza se llama Jesucristo. Miremos lo que nos enseña Hebreos 2:10-12:

Porque convenía que aquel para quien son todas las cosas y por quien son todas las cosas, llevando muchos hijos a la gloria, hiciera perfecto por medio de los padecimientos al autor de la salvación de ellos. Porque tanto el que santifica como los que son santificados, son todos de un Padre; por lo cual El no se avergüenza de llamarlos hermanos, diciendo: Anunciaré tu nombre a mis hermanos, en medio de la congregación te cantaré himnos.

Jesús es quien nos comunica las palabras de Dios: “Anunciaré tu nombre a mis hermanos”. Al mismo tiempo, Jesús comunica nuestras palabras al Padre: “en medio de la congregación te cantaré himnos”. Jesús es quien lidera nuestro canto al Padre en medio de la congragación.

Jesús es también el que hace que nuestra adoración sea aceptable al Padre, así que no tenemos nada de qué gloriarnos. Recuerda lo que el Apóstol nos dice en 1 Pedro 2:4-5:

Y viniendo a El como a una piedra viva, desechada por los hombres, pero escogida y preciosa delante de Dios, también vosotros, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual para un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.

Si no fuese por lo que Jesucristo hizo en la cruz, ni nuestros mejores esfuerzos harían nuestra adoración aceptable al Padre. En realidad, nuestro rol es menguar para que Él crezca. Queremos hacer esto para que la congregación no salga el domingo diciendo “Qué tremendo es el líder de alabanza” sino “¡Qué tremendo es nuestro Dios!”. Así que, amado líder, busca ser humilde para que Cristo sea el centro.

2. Pastorea

“Pastoread el rebaño de Dios entre vosotros, velando por él, no por obligación, sino voluntariamente, como quiere Dios; no por la avaricia del dinero, sino con sincero deseo” (1 P. 5:2)

Un corazón pastoral ama, cuida y enseña al pueblo de Dios. Cuando digo pastorea no estoy diciendo que tiene que ser un pastor egresado de un seminario, sino un líder que tiene un corazón pastoral. Un corazón que ama, vela, sirve y enseña a los redimidos de Dios. Cuando tenemos un corazón pastoral, todo lo que hacemos los domingos y en preparación para ese día, lo hacemos con cuidado, sabiduría y dependencia en el Espíritu Santo. Nuestra meta es que la iglesia aprenda más acerca de su Salvador y que Él sea glorificado en ello. Parte de pastorear es el exhortar a los hermanos a permanecer firmes en la fe. En Hebreos 3:13 leemos lo siguiente: “Antes exhortaos los unos a los otros cada día, mientras todavía se dice: Hoy; no sea que alguno de vosotros sea endurecido por el engaño del pecado”.

Un líder de alabanza enseña a la iglesia a conocer, amar y a buscar más a su Salvador. Es mi práctica asumir que cada domingo alguien en mi iglesia está batallando con algún pecado, con la culpa que produce el pecado o simplemente está pensando que su pecado es más grande que Dios. Mi trabajo es corregir esa mentira y recordarles que la gracia de Dios es más grande que su pecado (Ro. 5:20).

3. Es responsable

“Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres” (Col. 3:23)

Cuando somos responsables nuestro servicio es más efectivo. Un cristiano debe ser alguien que es caracterizado por ser responsable. En otras palabras tu “sí” es un sí y tu “no” es un no. Cuando te comprometes con algo, asegúrate de no fallar. Muchas veces, los miembros del ministerio de música no encuentran la palabra “responsabilidad” en sus diccionarios. Lo digo porque lo he visto tantas veces, y en ocasiones he sido yo el irresponsable.

Cosas en las que podemos mejorar: Lleguemos a tiempo a los ensayos, planifiquemos con anticipación no a última hora, elijamos canciones con sabiduría, deleguemos con tiempo, ensayemos las canciones antes de ir al ensayo general, etc. Cuando fallamos en estas cosas, cometemos errores y la iglesia sufre porque es distraída. Nosotros no podemos llevar a la iglesia ante la presencia de Dios, pero si podemos distraerles con nuestros errores.

Otra área que me gustaría mencionar es lo que vamos a decir. Prepara tus exhortaciones de antemano, sé claro, bíblico y que lo que digas sea aplicable. Prepara también los momentos en los que vas a orar. Muchas veces he visto líderes que no saben lo que están diciendo y terminan diciendo disparates por no prepararse. Siempre es bueno tener un plan, pero no dejar que ese plan elimine totalmente la guía e intervención del Espíritu Santo en el servicio.

4. Vive una vida de adoración

“Por consiguiente, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo y santo, aceptable a Dios, que es vuestro culto racional. Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto” (Rom.12:1-2)

Vivir una vida de adoración nos cuida de no caer. Lo que tú haces los domingos debe de ser fruto de tu vida diaria durante la semana. En otras palabras, tu adoración el domingo debe de emanar de una vida de adoración durante la semana. Un pastor amigo me comentó que tuvo que despedir a su pastor de alabanza porque se daba cuenta de que la vida semanal de su líder y lo que el daba los domingos no se alineaba. Y se dio cuenta de que poco a poco su pasión por adorar al Señor y servir a Su pueblo iba en declive. Cuando descuidamos nuestra vida de adoración, nos volteamos a ídolos funcionales que nos distraen y, en algunos casos, nos terminan descalificando de servir a la iglesia.

Dios está buscando adoradores que le traigan gloria a “tiempo completo” no “parcial”. El problema es que nosotros somos maestros en fingir una vida limpia ante la gente, pero Dios conoce lo mas profundo de nuestro ser.

Vivir una vida de adoración significa que tú eres igual arriba en la tarima y cuando estás abajo. Significa que TODA área de tu vida está rendida a Cristo y es para la gloria de Dios. Recuerda lo que escribe Pablo en 1 Corintios 10:31: “Entonces, sea que comáis, o bebáis, o que hagáis cualquier cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios”.

5. Orar

“Orad sin cesar” (1 Ts. 5:17)

Cuando la oración está ausente en nuestras vidas, hay una tendencia a depender en nosotros mismos en lugar de la gracia de Dios. El orar sin cesar es orar de forma recurrente y depender en Dios en todo momento mediante nuestra comunión con Él. Cuando Pablo nos llama a orar sin cesar no está diciendo que todos los segundos de nuestras vidas estemos con los ojos cerrados orando, chocándonos con postes y árboles camino al trabajo. Él nos está llamando a tener una vida constante de comunión con nuestro Dios. En cada decisión, cada conflicto, cada tentación, buscar de Dios y reconocer que Él está con nosotros en todo momento. Es más, Pablo llama a los Efesios a usar la oración como un arma en contra de ataques espirituales: “Velad con toda perseverancia y súplica” (Ef. 6:18).

Creo que todos necesitamos aprender a pasar más tiempo en oración, acercándonos más a Dios, especialmente en momentos de tentación. Cuando hacemos esto, estamos dejando de luchar por nuestras propias fuerzas que son débiles y falibles, y estamos apoyándonos en uno que es fuerte y Soberano.

Yo estoy convencido de que cuando una persona está en una posición pública de liderazgo dentro de la iglesia local y es de bendición para la congregación, será tentado muchas veces a lo largo de su ministerio. Al enemigo no le gusta que la iglesia vaya hacia adelante y tratará de confundir y desacreditar a gente que es de influencia al pueblo de Dios. Son muchos los líderes de influencia y bendición que han caído. Así que te exhorto a que no descuides tu vida de oración ya que es un arma poderosa en contra de la tentación. Que Dios nos ayude.

Podríamos charlar durante horas sobre cada punto que les presenté en este artículo. Podríamos agregar mucho más. Sin embargo, con este escrito simplemente quiero arrojar luz sobre algunas áreas que creo van a servir a líderes encargados de la música en las iglesias y que les retarán a seguir creciendo en ellas.

Originalmente publicado en www.sdejesucristo.org
Mauricio Velarde es el líder de alabanza de la iglesia CrossPointe Español, en Orlando, Florida. Es además compositor, traductor y productor de varias canciones de los ministerios de Sovereign Grace en español. En el 2015 sacó El Ha Sido Fiel, su primer álbum como solista. Mauricio y su esposa, Sonia, llevan nueve años de casados y tienen una hermosa bebe llamada Sara.
Compartir:
Él Rey De Gloria
djmix | August 25, 2014
Google+